lunes, 14 de agosto de 2017

Discografía Café Tacvba - Del "Peor al Mejor"


Previo al esperado concierto en solitario de Café Tacvba, el próximo sábado 19 de Agosto en el Auditorio Telmex, decidí hacer un ejercicio recurrido pero también arriesgado. Tomen este texto como un simple repaso sobre la discografía de la banda que inició en Ciudad Satélite en 1989, comenzando por el que ha dejado menos satisfecho y subiendo la emoción hasta recordar su álbum más laureado. Nota: decidí dejar de lado discos en vivo y el EP Vale Callampa (2002), porque… bueno, en sí solo son 4 canciones.

JEI BEIBI (2017)


Digamos que el último lanzamiento de Tacvba es el único que no podríamos catalogar como un “gran disco”. No podemos negar que Jei Beibi es un buen material, con impecable producción y sonido, además de algunas de las mejores canciones que la banda ha creado desde hace más de una década. Pero es cierto que en ciertos momentos el grado de experimentación se convierte para el escucha en un lugar en medio de una sinrazón de sonidos. Es como si quisieran acoplar ritmos de moda con calzador, mientras algunos pasajes brillantes quedan cortos. Un inicio prometedor, la parte media que presenta los lapsos “menos afortunados” (a excepción del brillante sencillo Futuro), y un cierre que alcanza a amarrar un buen disco de los Tacvbos. Es al final donde las emociones cuajan mejor con temas como Diente de LeónDisolviéndonos.

EL OBJETO ANTES LLAMADO DISCO (2012)


Material que dio paso a una de las giras más ambiciosas y celebradas de la banda. Bien se puede decir que en este disco no sobra canción alguna, pero ¿acaso algo le faltó? Un “pecado” adherido a El Objeto… es su corta duración, a comparación de exitosos experimentos como Sino y Cuatro Caminos. Esto último tal vez es una falta de costumbre de los escuchas, más que un problema de la banda, lo que sí, es que a solo unos cuantos años de lanzamiento, las canciones no han envejecido con tanta gracia como lo han hecho otras melodías no tan lejanas. A pesar de esto, es cierto que desde el primer track Pajaros, la música te lleva por un viaje único, es tal vez la carencia de cierto “pico de emoción” lo que no le da lugar a El Objeto… entre los mejores trabajos musicales de esta década.

AVALANCHA DE ÉXITOS (1996)


Un disco también de corta duración como El Objeto…, pero que a diferencia de este, suena más completo de emociones y texturas. Después de un par de “trancazos” musicales que los Tacvbos ofrecieron al mundo, en Avalancha de Éxitos continúan con una variada paleta rítmica, ofreciendo resultados impresionantes. Como álbum de covers, los de Satélite se apropian de las canciones deconstruidas, al punto que muchos fans ya sienten que son de ellos, desde los hits de Chilanga Banda y Cómo te extraño mi amor hasta las poco menos nombradas, como la fantástica Metamorfosis, del también sateluco grupo Axis. No ubico más arriba a este fantástico experimento por el merito transferido de la autoría de estas canciones, en rolas como Ojalá que llueva café, tal vez por el espíritu de la letra, no cuaja del todo con esta característica mestiza que encontramos de en los primeros dos discos de los tacvbos.

SINO (2007)


Lo que hizo Café Tacvba en la primera década del siglo fue consolidarse como la mejor “banda de rock” en México. Con un declive en proyectos como Molotov y Caifanes/Jaguares, Tacvba representaba en Sino un proyecto ambicioso y baluarte de la escena musical de nuestro país, en respuesta a otros discos latinoamericanos de gran calidad para el género, como el Ahí Vamos de Gustavo Cerati. El sexto largo trabajo de los de Ciudad Satélite es una exploración de la parte rock más “convencional” encontrada en Cuatro Caminos. Como segunda parte de esta etapa, se siente a una banda más confiada, presentando ambiciosas piezas como Volver a Comenzar, 53100 y el binomio Seguir Siendo/Tengo Todo. Además de eso, se dan la oportunidad de ser melosos y desenfadados con Quiero Ver y Vámonos, con resultados no menos agraciados.

CAFÉ TACVBA (1992)


Tres años después de su primer concierto, Meme, Joselo, Quique y Juan (en ese entonces), logran la meta de presentar un disco de estudio, resultado de este tiempo tocando en la escena metropolitana de la Ciudad de México, y que ha tenido un enorme eco a más de 2 décadas posterior a su lanzamiento. El álbum homónimo de los tacvbos queda muy bien parado junto a otros de la época, como El Silencio de Caifanes y El Circo de Maldita Vecindad, entre otros, con el común denominador de un marcado mestizaje musical, sin embargo es Café Tacvba la banda que guarda ciertos elementos en este disco, que posteriormente serían un potenciador para destacarse a lo largo de mucho tiempo. Sobra decir que varias de las canciones en este material se han vuelto ya icónicas de la música nacional.

CUATRO CAMINOS (2003)


La banda sateluca entra al nuevo milenio cambiando radicalmente ciertos aspectos de su dinámica. Con una influencia más rock, el grupo sustituye la caja de ritmos por una batería en el estudio, además de trabajar con cuatro productores. Estos elementos le dan variantes de mucho fruto para la escucha de Cuatro Caminos, material que guarda muy bien su concepto, por ejemplo, si se dan cuenta en las primeras cuatro canciones del álbum, cada uno de los 4 tacvbos está representado por una de sus composiciones. Esta dinámica resulta en uno de los discos más completos del rock en español. Desde Cero y Uno, hasta el primer “protagónico” de Meme en Eres y el sentimiento épico de Puntos Cardinales y Hoy Es, Cuatro Caminos es una obra que prácticamente no encuentra algún fallo en su ejecución.

REVES/YO SOY (1999)


Aunque algunos ven este lanzamiento doble como dos obras separadas, bien podríamos ubicarlas en la segunda y tercera posición (en el orden que gusten) dentro de los mejores trabajos de larga duración de la banda. Es 1999 cuando Café Tacvba lanza este compilado de piezas instrumentales dentro del Reves, junto a canciones previamente “guardadas en la banca” para Yo Soy; pero si este trabajo hubiera visto la luz en la segunda década de siglo XXI, probablemente estaríamos hablando de los Tacvbos tocando representando un fenómeno aun más grande e inusual entre el público internacional, aunque bien es cierto que lograron cierto reconocimiento, sin la necesidad de herramientas actuales de escucha inmediata. Ya hablando de la genialidad de este par de trabajos, podría definirse que mientras Reves juega con sonidos eclécticos logrando un combinado hermoso de sonidos, Yo Soy es el fruto de la época con la mejor lírica jamás lograda por la banda mexicana. Con este trabajo, Tacvba demuestra su habilidad para crear discos perfectamente equilibrados de principio a fin.

RE (1994)


Comentaba sobre el debut homónimo de la banda como un material digno para integrarlos en la camada de artistas del linaje de Caifanes, Maldita Vecindad y La Lupita. Re logró sacarlos de ahí, destacándolos muy por encima de ese “status quo”. Admítanlo, si entraron a leer esto, no es sorpresa que encuentren al segundo álbum de Café Tacvba en esta posición. Bien podría escribir páginas y páginas sobre las influencias, historia e impacto de cada una de las 20 canciones que conforman Re, mas sin embargo me limito a comentar que las opiniones que marcan a este álbum como el mejor y/o más importante del rock latinoamericano, no son exageradas. Un collage musical como ningún otro, con un orden de tracks perfecto, el mestizaje como bandera no buscada y una lírica que puede llegar a ser muy profunda o incluso hilarante, detonando los hits más recordados y las canciones más completas de Café Tacvba. La naturaleza de un grupo, un país  y un momento, reflejados en una hora de viaje musical.

¿Qué tan de acuerdo están con este repaso de los discos? ¿Cuál es su disco favorito? ¿Qué canciones esperan escuchar el próximo 19 de agosto? Sea como sea, nos vemos en el Auditorio Telmex para celebrar la historia de esta gran banda y presentar la propuesta en vivo de Jei Beibi.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario